You are here: Home News Notas de Opinión

Contratos petroleros en Ecuador

Correo Imprimir
El llamado de atención que ha hecho el Presidente de la República a las autoridades que manejan el sector petrolero es preocupante.

La actual administración pretende cambiar la modalidad de los Contratos de Participación celebrados con las empresas petroleras, por Contratos de Prestación de Servicios, con una nueva modalidad.

Desde que el Presidente  asumió el poder, se ha intentado modificar los contratos petroleros; por ello se han removido a varios funcionarios del Gobierno.

Se han firmado Contratos de Participación con las empresas petroleras, excepto con la compañía AGIP que tiene un Contrato de Prestación de Servicios firmado en el Gobierno de León Febres-Cordero, con la que no se va a cambiar la modalidad de contratación.

En los contratos de Prestación de Servicios, el Estado reembolsa todos los gastos operacionales en la exploración y explotación del petróleo y lo que queda o la diferencia se reparte entre el Estado y la empresa, de acuerdo con lo establecido en el contrato. 

En los Contratos de Participación, la compañía petrolera asume todos los costos y gastos operacionales de exploración y explotación y se divide la producción entre el Estado y esta. No hay reembolso de gastos. 

Cuando el precio del petróleo está alto, el Ecuador pretende celebrar Contratos de Prestación de Servicios, y cuando está a la baja, Contratos de Participación. 

Ahora que el precio del petróleo ha bajado, el Estado quiere cambiar las reglas del juego y celebrar Contratos de Prestación de Servicios con una nueva modalidad, para evitar el reembolso de gastos a las petroleras, la cual  consiste en que el Ecuador recibe toda la producción, convirtiéndose en dueña de la misma, y la empresa petrolera asume todos los costos y gastos operacionales en los que incurra por la exploración y explotación del petróleo, recibiendo como pago una tarifa fija establecida por las partes. Esa modalidad está siendo rechazada por la mayoría de las compañías petroleras privadas, las cuales no aceptan asumir todo el riesgo que ello implica. En el futuro, cualquier gasto no incluido en la tarifa fija  no va a ser reconocido por el Estado. Esta modalidad contractual no está prevista en nuestra legislación.

Si no aceptan las compañías petroleras esta forma de contratación, se van a ir del país y demandarán al Estado el pago de multimillonarias  indemnizaciones de perjuicios.

En mi opinión, no cabe que se terminen unilateralmente los contratos existentes, pues esto sería completamente ilegal y agravaría aún más la falta de seguridad jurídica existente en el Ecuador, la cual ha alejado la inversión extranjera en nuestro país, la misma que no asciende ni siquiera al 10% de la que han recibido nuestros vecinos. Sin inversión extranjera va a ser más difícil mantener la dolarización.
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy